Gaylord Ho. Blancura del alma.

Que la belleza puede vestirse de escultura y susurrarte al oído que la paz es posible;

que la esperanza puede soplarte música blanca,

que el amor es sublime gesto en el universo,

que la emoción recorre la carne como recorre el mar;

que no estamos solos y siempre alguien vela por nosotros,

que la armonía danza sin parar desde los brazos del hombre,

que hemos nacido para la perfección más sublime…

Todo esto y mucho más se desprende de estas figuras modeladas con inspiración celestial.

Son las obras de Gaylord Ho, diseñadas en la sólida hermosura de la materia y escapando de la misma hacia el corazón de la vida.

Gaylord Ho (1950). Taiwan

 Artista descubierto en Artodyssey:
Anuncios